lunes, 20 de abril de 2020

Declaración de Estudiantes de las Ciencias Naturales y Físicas

Declaración de Estudiantes de las Ciencias Naturales y Físicas
 Declaration of Students of the Natural and Physical Sciences



Se trata de una declaración breve, publicada en Londres en 1865, firmada por 717 científicos e intelectuales, incluyendo 86 Miembros de la Royal Society o Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia, la organización científica más prestigiosa de Gran Bretaña en la historia. 

Entros los científicos prominentes que firmaron este manifiesto se cuentan el físico escocés Sir David Brewster, el geólogo Adam Sedgwick y el físico inglés James Joule.

"Nosotros, los que suscriben, Estudiantes de Ciencias Naturales, queremos expresar nuestro sincero pesar de que haya investigaciones sobre la verdad científica que sean pervertidas por algunos en nuestra época como pretexto para poner en duda la Verdad y la Autenticidad de las Sagradas Escrituras. 
Concebimos que es imposible que la Palabra de Dios, tal y como está escrita en el Libro de la Naturaleza, y la Palabra de Dios, escrita en las Sagradas Escrituras, se contradigan entre sí, por mucho que parezcan diferir. 
No olvidamos de que la Ciencia Física no está completa, sino que está en una condición de progreso, y que, en la actualidad, nuestra razón finita nos permite ver a través de un cristal oscuro; y creemos con confianza, que llegará un momento en que se verá que los dos registros coinciden en cada detalle. 
No podemos dejar de lamentar que las Ciencias Naturales sean vistas con sospecha por muchos que no las estudian, simplemente por la forma desaconsejada en la que algunos la contraponen a las Sagradas Escrituras.  
Creemos que es deber de todo Estudiante Científico investigar la naturaleza simplemente con el propósito de dilucidar la verdad, y que si encuentra que algunos de sus resultados parecen estar en contradicción con la Palabra Escrita, o más bien, con sus propias interpretaciones de la misma, lo cual puede ser erróneo, no se debe afirmar presuntuosamente que sus propias conclusiones deben estar en lo correcto, y que las declaraciones de la Escritura sean incorrectas; más bien, dejen una a  lado de la otra hasta que le agrade a Dios permitirnos ver la manera en que pueden reconciliarse; y, en lugar de insistir en aparentes diferencias entre la Ciencia y las Escrituras, sería mejor descansar en la fe de los puntos en los que están de acuerdo".
Los autores de esta declaración eran miembros todos del Instituto Victoria, también conocido como la Sociedad Filosófica de la Gran Bretaña, que tenía el objetivo de defender la verdad revelada de la Biblia y el creacionismo contra oposiciones que no provenían de la  verdadera ciencia, sino de pseudociencia NO empírica, NO científica, sino conjeturas especulativas no comprobadas, en materia de biología y física, que se empezaron a usar para desprestigio de la religión.

Bibliografía:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Translate ~ Translator