lunes, 2 de julio de 2012

Lord Kelvin: "Forzados por la ciencia a la creencia en Dios"

"¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído? 
El Dios eterno, el SEÑOR, el creador de los confines de la tierra 
No se fatiga ni se cansa. ."
(Isaías 40:28)



William Thomson, (1824-1907) también conocido como Lord Kelvin, fue un físico-matemático, inventor e ingeniero irlandés, pionero de la física moderna y uno de los fundadores de la termodinámica.

Cursó una carrera como ingeniero de telégrafo eléctrico e inventor, y más tarde trabajó en la Universidad de Glasgow realizando importantes análisis matemáticos de la electricidad y haciendo la formulación de las primera y segunda leyes de la termodinámica.

Dirigió la construcción eléctrica en el proyecto del cable telegráfico transatlántico que unía Irlanda con Terranova, y para ello retomó de forma práctica las ideas de Michael Faraday sobre las líneas de fuerza y la distribución de carga eléctrica.

Thomson tenía intereses en la marítima y entre 1873 y 1878, perfeccionó con mejoras el diseño de la brújula para hacerla independiente del movimiento del barco durante tempestades, y anular los efectos de las construcciones del barco sobre la brújula magnética. En 1847 conoció a James Prescott Joule en una reunión en Oxford y fue de los primeros en apoyar y estudiar el principio de termodinámica de Joule.

En 1848 realizó una de sus contribuciones más grandes: la creación de la escala termodinámica para medir la temperatura, estableciendo un cero absoluto situado en –273° C. (esta escala es conocida hoy como la escala Kelvin).

Además realizó estudios de astronomía, trigonometría, hidrodinámica, electricidad, atómica, conducción térmica, descubrió la magnetorresistencia, describió las propiedades térmicas del vapor y su aplicación a las máquinas de vapor y comprobó que el punto de fusión del hielo desciende al aumentar la presión y que la temperatura disminuye cuando el gas se expande por los poros vacíos (efecto Joule-Thomson).

En 1852, Lord Kelvin propuso la utilización de la máquina  de refrigeración como medio de calefacción, introduciendo el concepto de bomba de calor. 

Otras de sus contribuciones incluyen el perfeccionamiento del espejo galvanómetro, el diseño del «puente de Thomson» (que consistía en un circuito eléctrico), el mecanismo de Kelvin-Helmholtzel, descubrió el efecto Thomson (termoeléctrica), inventó un analizador para predecir mareas, el puente de Kelvin, el gotero Kelvin (un generador electrostático), el teorema de Stokes, el divisor Kelvin-Varley, la acuñación del término "energía cinética", "quiral"entre otras aportaciones.

Thomson fue nombrado caballero barón Lord Kelvin por la reina Victoria, fue presidente de la Sociedad Real de Inglaterra (1890-95), y el primer científico en ser parte de la Cámara de los Lores.

Su fe en Dios

Kelvin veía en las pruebas del conocimiento una nueva oportunidad para aprender, lo cual expresó en sus palabras:
"Cuando estás frente a frente con una dificultad, estás enfrentando un descubrimiento"  

Al igual que Francis Bacon, también creía que las verdades científicas nos llevaban a creer en Dios:
William Thomson, Lord Kelvin por Chris Downer
"...El pensamiento científico se ve obligado a aceptar la idea del Poder Creativo.  Hace cuarenta años, le pregunté a [Justus von] Liebig, caminando en algún lugar del país, si él creía que la hierba y las flores que vimos a nuestro alrededor crecieron por meras fuerzas químicas. Él respondió: "No, no más de lo que podría creer que un libro de botánica describiéndolas crece por meras fuerzas químicas".
(Lord Kelvin, en The Times, 4 de mayo de 1903)
Al concluir su discurso ante la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia, en Escocia, 1871, proclamó la fortaleza del argumento del Diseño Inteligente:
"Intensamente fuertes pruebas del diseño inteligente y benevolente se encuentran a todo nuestro alrededor, y si alguna vez las perplejidades, ya sean metafísicas o científicas, nos alejan de ellas por alguna vez, vuelven a nosotros con una fuerza irresistible, demostrándonos a través de la naturaleza, la influencia de una libre voluntad, y nos enseña que todos los seres vivientes dependen de un Creador y Soberano en constante acción."
("On the Origin of Life", British Association for the Advancement of Science; Edimburgo, Agosto, 1871, Reimpreso en Kelvin's Popular Lectures and Addresses, p. 132-205.) (También citado en Kelvin, Humble Christian, Raymond J. Seeger, The Journal of the American Scientific Affiliation, 37 (Junio 1985): 99-101, 100-101).
"Durante mucho tiempo he sentido que había una impresión general en el mundo no científico, de que el mundo científico cree que la ciencia ha descubierto formas de explicar todos los hechos de la naturaleza sin adoptar ninguna creencia definitiva en un Creador.  
Nunca he dudado de que esa impresión estaba completamente infundada. Me parece que cuando un hombre de ciencia, dice, como se ha dicho de vez en cuando, que no hay Dios, [ese hombre] no expresa sus propias ideas claramente, está, tal vez, luchando con dificultades; aun cuando él dice que no cree en un Poder Creativo, estoy convencido de que no expresa lealmente lo que hay en su propia mente, él no está totalmente expresando sus propias ideas. Él está fuera de sí.
Todos estamos fuera de sí cuando nos acercamos al tema de la vida. El hombre de ciencia, en el estudio de un pedazo de materia muerta, pensando en los resultados de ciertas combinaciones que pueden imponerse sobre ella, es él mismo un milagro viviente, lo que prueba que hay algo más allá de que la masa de la materia muerta en la que está pensando.  
Su pensamiento es en sí mismo una contradicción a la idea de que no hay nada en la existencia, sino la materia muerta.  La ciencia puede hacer muy poco positivamente hacia los asuntos de esta sociedad. Pero puede hacer algo, y ese algo es vital y fundamental. Eso es demostrar que lo que vemos en el mundo de la materia muerta y de la vida que nos rodea, no es el resultado de la concurrencia fortuita de átomos. 
Puedo referirme a ese antiguo, pero nunca desinteresante tema de los milagros de la geología. La ciencia física hace algo por nosotros aquí. San Pedro habla de los burlones que decían que "todas las cosas permanecen así desde el principio de la creación" [2 Pedro 3:1-5], pero el mismo apóstol afirma que "todas estas cosas han de ser deshechas"[2 Pedro 3:11-12]
A mí me parece que incluso la ciencia física absolutamente demuestra la verdad científica de estas palabras. Sentimos que no hay posibilidad de que estén pasando para siempre como lo han hecho durante los últimos seis mil años... La ciencia de la materia muerta, que ha sido el tema principal de mis pensamientos durante mi vida, es , si me permite decirlo, vigorosa en este punto, que la edad de la tierra es terminante... permítanme decir que no es indeterminada."
William Thomson's account of his Christian faith (1889), citado de "En el milagro de la vida" [Extracto de un discurso en la reunión anual de la Sociedad de la Evidencia Cristiana (Christian Evidence Society), el 23 de mayo de 1889, citado también en Heros of the Telegraph por J. Munro]

Kelvin expresó la irracionalidad de las teoría de abiogénesis que supone que la vida comenzó por casualidad de la materia muerta o inerte:


"La ciencia aporta una vasta masa de evidencia inductiva en contra de esta hipótesis de la generación espontánea, como ustedes han escuchado de mi predecesor en la silla presidencial. Un exámen lo suficientemente cuidadoso ha, en todos los casos hasta el día de hoy, descubierto la vida como antecedente de la vida. La materia muerta no puede convertirse en viviente sin estar bajo la influencia de la materia viva anteriormente. Esto me parece una enseñanza tan segura de la ciencia como la ley de la gravitación.
Yo repudio totalmente, a diferencia de todo el uniformismo filosófico, la hipótesis de 'diferentes condiciones meteorológicas,' es decir, de algún tipo de vicisitudes diferentes de temperatura, presión, humedad, atmósfera gaseosa, para producir o permitir que tenga lugar por la fuerza o el movimiento de la materia muerta por si sóla, lo que es una contravención directa de lo que nos parece una ley biológica.".
Kelvin en un discurso a la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia, mantenida en  Edinburgh, Escocia, en agosto de 1871;  Reimpreso en Kelvin's Popular Lectures and Addresses, p. 132-205.
Para este científico, sólo había una respuesta para el origen de la vida:
"Si piensan lo suficientemente fuerte, se verán forzados por la ciencia a la creencia en Dios, que es la fundación de la religión. Encontrarán que la ciencia no es antagónica, sino útil a la religión".

("La ciencia afirma Poder Creativo" (1903), Agradecimiento de Lord Kelvin en un curso de conferencias sobre "Apologética Cristiana" celebrado en el University College de Londres en mayo, 1903 por el Reverendo y Profesor Henslow);  (citado también en Yahya, 2002).
Para Kelvin, al igual que para Bacon y Newton, era claro que a partir del estudio profundo de la realidad, se podía utilizar positivamente el razonamiento para deducir científicamente la necesidad de Dios:
"No puedo aceptar que, en relación al origen de la vida, la ciencia no afirme o niegue el Poder Creativo. 
La ciencia afirma positivamente el Poder Creador. La ciencia hace que cada uno se sienta un milagro en sí mismo. No es en la materia muerta que vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, sino en la Creación y el Poder Directivo que la ciencia nos obliga a aceptar como artículo de fe. No podemos escapar de esa conclusión al estudiar la física y la dinámica de la materia viva y muerta por todas partes. Los biólogos modernos están llegando una vez más a una aceptación firme de algo más allá de la mera gravedad, químicos, y fuerzas físicas, y que lo desconocido es un principio vital...  
conocemos a Dios en Sus obras, pero estamos absolutamente obligados por la ciencia a admitir y creer con absoluta confianza en un Poder Directivo bajo una influencia que no es física o dinámica, o de fuerzas eléctricas."
The Life of William Thomson, (1910), Baron Kelvin de Largs, por S. P. Thompson, London Macmillan
Lord Kelvin Thomson, por Albert Bridge

"... el Poder Creativo es la única respuesta viable al origen de la vida desde una perspectiva científica."

"Yo Creo que mientras más a fondo se estudia la ciencia, más lejos nos lleva de cualquier cosa comparable al ateísmo." [TLWT] 
Traducción variante: "Cuanto más a fondo llevo a cabo investigación científica, más creo que la ciencia excluye el ateísmo".
"La idea ateísta es tan absurda / disparatada [sin-sentido] que no veo ni cómo puedo describirla con palabras." [En un discurso dado por Lord Kelvin en el Instituto Cristiano Bíblico: Victoria Insitute, en 1899; citado en "En la percepción del color" por G. Gabriel Stokes, impreso en Journal of the Transactions of the Victoria Institute, Vol. XXXI, 1899, p. 266.; también citado en Bowden 1982, 218).
En contexto, Lord Kelvin estaba hablando del diseño de Dios evidente en la Creación:
"Sir. George Stokes habló del diseño. ¿Es concebible que el éter lumínico lanze esos efectos por casualidad?, que los colores de la mariposa o de una bella flor sean fruto de un "concurso fortuito de átomos", y habiendo venido de un concurso fortuito de átomos, deben dar un gusto, lo que sea que pueda significar, a otro "concurso fortuito de átomos" que me constituyen a mí mismo... 
Yo, no sé cómo expresarlo. La idea ateísta es tan absurda que no veo cómo puedo ponerla en palabras. (Aplausos.) Sin duda, el diseño no se detiene en la producción de influencias fuera de lo físico, sino que incluye dar un gusto a la percepción del color... Sin duda, esto trae una fuerte evidencia verdaderamente, de diseño..."
"Nada puede ser más fatal para el progreso que una dependencia demasiado confiada en los símbolos matemáticos, porque el estudiante sólo esta demasiado  propenso a tomar el curso más fácil, y considerar la fórmula, no el hecho como una realidad física."
Thomson era un creacionista en un sentido amplio, rechazó la teoría de darwin, rechazó fuertemente al nihilismo, y se opuso al ritualismo y el desvío de la Iglesia Católica Romana. 

En una reunión protestante con la “Liga de las Damas Protestantes" (Ladies Protestant League) que se celebró el 16 de julio de 1902, en la Casa Wimborne, Lord Kelvin dijo: 
"Todos los que desean bien a Inglaterra, y a la religión en Inglaterra, deben lamentar que ha habido demasiada perversión que se ha permitido que pase en la Iglesia de Inglaterra, con sólo una protesta demasiado débil por parte de los obispos, a quienes se les tenía el derecho de buscar el mantenimiento de la ley y el orden en la Iglesia".
(The Life of William Thomson, por S.P. Thompson, p. 1087); "Lord Kelvin VS Ritualistas".
En su primera conferencia, "Curso de introducción a la filosofía natural", Lord Kelvin dijo:
"Creemos que el poder de investigar las leyes establecidas por el Creador para mantener la armonía y la permanencia de Sus obras es el más noble privilegio que Él le ha otorgado a nuestro estado intelectual." 
Al finalizar, concluyó:
"A medida que la profundidad de nuestra comprensión de las obras maravillosas de Dios, aumenta, más fuertes se hacen nuestros sentimientos de veneración y admiración en la contemplación de ellas,  al tratar de aproximarnos a su Autor... para que el [estudiante serio] por su estudios y adquisiciones sucesivas sea llevado a través de la naturaleza hasta la naturaleza de Dios."
[Citado en Kelvin, Humble Christian, Raymond J. Seeger, The Journal of the American Scientific Affiliation, 37 (Junio 1985): 99-100].
En el invierno de 1860, Thomson se resbaló en el hielo y se fracturó la pierna, lo que causó que empezara a cojear. En lo consiguiente, fue un "elder" (anciano) de la Iglesia de San. Columba en Escocia durante años y fue ahí cuando al morir en 1907, se realizó su servicio fúnebre.


3 comentarios:

  1. gracias por la informacion me sirvio mucho me gusta su interes por la quimica, la matematica y la fisica ♥

    ResponderEliminar
  2. Buen post en general todos muy buenos... pero como católico noto con facilidad el tufillo protestante, por ejemplo aquí no se que a que se referiría el amigo con lo del "ritualismo" de la iglesia católica...Y si coincido con lo que se refería ¿que le encontrará de malo?, cuando es parte de la tradición de la iglesia milenaria. En fin, juzgaré la página como un recurso que permita al lector poner en amistad la fe y la razón, no más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniendo de una confesión protestante, William Thomson no estaba de acuerdo con los rituales innecesarios del catolicismo, ni del anglicanismo. Recuerda que era parte de la Iglesia De Escocia la cuál es protestante, con doctrinas presbiterianas.
      Aquí hay una artículo al respecto en inglés: http://zapatopi.net/kelvin/papers/ritualists.html
      Se llama "Lord Kelvin vs. Los ritualistas", y reporta la ocasión en la que Thomson acudió a la "“Liga de las Damas Protestantes."

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Barra de Videos