lunes, 29 de julio de 2013

Isidor Isaac Rabi: "La física me acercó a Dios"

Isidor Isaac Rabi (1898-1988) fue un científico de origen judío, austro-húngaro, que ganó el Premio Nobel de la Física en 1944 por sus aportaciones al estudio de las propiedades magnéticas del núcleo atómico, y  la susceptibilidad magnética de ciertos cristales.

Además es conocido por establecer el "ciclo Rabi", el "problema Rabi" y descubrir la resonancia magnética nuclear, habiendo descrito por primera vez los haces moleculares en 1938. 

En 1927, recibió un doctorado de la Universidad de Columbia, en donde más tarde sería profesor hasta su muerte. Además fue delegado de la UNESCO.

De acuerdo a Isaac, su madre era responsable por su interés científico:
"Mi madre me hizo un científico sin querer. Cualquier otra madre judía en Brooklyn preguntaría a su hijo después de la escuela: ¿Y... has aprendido algo hoy?; pero no mi madre. "Izzy" decía, "¿hiciste una buena pregunta hoy?" Esa diferencia - hacer buenas preguntas - me hizo convertirme en un científico. Como se cita en "Las grandes mentes comienzan con preguntas" en Parents Magazine (septiembre de 1993)
La educación de Isaac Rabi le había dado una sensación para el misterio de la física y una creencia en la profundidad y la unidad subyacente de la naturaleza que evocaba el Capítulo 32 del Libro de Génesis:
"Cuando estás haciendo física, estás luchando con un campeón. . . estás tratando de averiguar cómo Dios hizo el mundo así como Jacob luchaba con el ángel."

"Los primeros versículos del Génesis fueron muy conmovedores para mí cuando era un niño. Toda la idea de la Creación - el misterio y la filosofía de la misma, se sumía en mí, y es algo que todavía siento. . . Mi educación temprana, impresionada por Dios, el Creador del mundo, se ha quedado conmigo." (Rabi, citado en John S. Rigden, Rabi: Científico y del Ciudadano, Harvard University Press, 2000, 21).
En su artículo "Isidor Isaac Rabi" (Physics World, noviembre de 1999) John Rigden escribió cómo la ciencia de la física era para Isaac una forma de acercarse de alguna forma a Dios:
"Para Rabi, la física, como la religión, surgía de las aspiraciones humanas, desde lo más profundo del alma, desde un pensamiento profundo y sentimiento profundo." (Rigden 1999, 31).
En las palabras del propio Isidor:
La física me llenó de asombro, me puso en contacto con un sentido de causas originales; la física me acercó a Dios. Esa sensación se quedó conmigo durante mis años en la ciencia. Cada vez que uno de mis alumnos venía a mí con un proyecto científico, le  hacía una sóla pregunta: ¿Te va a llevar más cerca de Dios?’ ” (I. I. Rabi 1999, Physics Today)
Enlaces externos:
Nobel Rabi, Oct. 2009. 

1 comentario:

  1. si yo tambien estoy en el camino de la ciencia, estudio quimica, y la verdad es que me he dado cuenta que quien se acerca a Dios se acerca a la ciencia, que la ciencia y la fè no riñen por el contrario son complementearias, pues en el limite del mundo cientifico donde muchas veces ya carece de fundamento para lograr explicar algun fenomeno, es ahi donde esta la mano de Dios.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...