domingo, 28 de julio de 2013

William Henry Bragg: "Dios es como nuestro Padre"

William Henry Bragg (1862–1942) fue un científico británico galardonado con el Premio Nobel de la Física en 1915 por sus aportaciones al análisis de las estructuras cristalinas por medio de los rayos X. 

Graguado de la Universidad de Cambridge en 1884, William Henry se dedicó en adelante a ejercer como profesor de física en las Universidades de Londres, Adelaide y Leeds; y además fue presidente de la Royal Society de Londres de 1935 a 1940.

Respecto a la relación de la religión y la ciencia, Bragg hizo una metáfora que expresaba que ambas áreas del conocimiento humano estaban en la misma mano:
"A veces la gente se pregunta si la religión y la ciencia están opuestas entre sí. Lo están en el sentido de que el pulgar y los dedos de mi mano se oponen entre sí. Es una oposición por la cual cualquier cosa se puede agarrar."  (Bragg, citado en Caroe 1979, 161).
William H. Bragg, Wood y Abbot
En su discurso "Ciencia y Fe(1941) (Science and Faith), Bragg dijo:
La ciencia es experimental, avanzando hacia adelante paso a paso, haciendo ensayo y aprendiendo a través del éxito y el fracaso. ¿No es esto también el camino de la religión, y especialmente de la religión cristiana?  
Los escritos de los que predican la religión han desde el principio insistido en que se trata de ser probado por la experiencia. Si un hombre es atraído hacia el honor y  el coraje y la resistencia, la justicia, la misericordia y la caridad, que siga el camino de Cristo y lo descubra por sí mismo. Ningún hallazgo en la ciencia le impide de ese camino.” (Bragg, as cited in Lindberg and Numbers 1986, 437).
 La hija de Bragg, Gwendolen Mary Caroe, escribió acerca de la fe de su padre de la siguiente forma:
"La fe religiosa para W. H. Bragg era la voluntad de jugarse todo en la hipótesis de que Cristo estaba en lo cierto, y probarlo por la experiencia de toda una vida en la caridad.” (Caroe 1979, p. 161-163).
En las propias palabras de William Bragg:
La modalidad efectiva del experimento... todos ya la conocemos bien: ha sido consagrada en mil testimonios;  ha sido representada en innumerables vidas; se han incluido en las hermosas palabras de San Pablo, a pesar de que son simples: 'La mayor de todas ellas es la caridad[1 Corintios 13:13].” (Bragg, citado en Caroe 1979, p. 170).
"El principio y ejemplo de Cristo mostró a Dios como nuestro Padre y a nosotros como sus hijos, una sociedad en la que el amor gobierna todo. 

Por lo tanto, si buscamos una norma de conducta deberíamos pensar en lo que como niños deberíamos ser y quisiéramos que nos hagan. Que como ellos seamos trabajadores, entusiastas, alegres, empáticos. Que como ellos la pasemos bien exhaustivamente. Debemos estar tristes y dolidos a veces, pero seamos felices siempre que podamos, y mientras estemos bien y felices ayudemos a todos los que no lo son. Cuanto más nos esforcemos para pasarla bien, mayor felicidad seremos capaces de comunicar hacia los demás. Porque confiamos en que esta vida es una preparación: no una libertad condicional.” (Bragg, citado en Caroe 1979, 164)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Barra de Videos