lunes, 29 de julio de 2013

Joseph Murray: "Ciencia y Religión provienen de la misma fuente"

Joseph E. Murray (1919-2012) fue un cirujano estadounidense famoso por realizar haber realizado el primer trasplante humano exitoso. Murray, junto con un equipo de médicos que incluían a J. Hartwell Harrison y John P. Merrill, lograron transplantar un riñón exitosamente en los gemelos Ronald y Richard Herrick, el 23 de diciembre de 1954, en el Hospital Brigham.

En 1990 se le galardonó con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina porque, en las palabras de la Fundación Nobel, su trabajo "provó a un mundo incrédulo que era posible trasplantar órganos para salvar las vidas de pacientes moribundos.” 

Murray, egresado de la Unidad Médica de la Universidad de Harvard, también se dedicó a la cirugía reconstructiva y plástica en el Children’s Hospital Medical Center, Boston, y hoy en día es recordado como uno de los fundadores de la ciencia de la trasplantología moderna.

Fue director regional de la Sociedad Americana del Cáncer y de la Diabetes Americana en Nueva York por más de 40 años y se retiró en 1989 . 

En una entrevista durante el 1-7 de diciembre de 1996, el Profesor Joseph Murray afirmó que no hay conflicto real entre la religión y la ciencia:
En mi propio núcleo religioso, jamás he tenido un conflicto entre mi educación religiosa y mi ciencia.” (Murray, citado en Meyer 1996).
"Una es la verdad revelada, la otra es la verdad científica. Si tú realmente crees que la creación es buena, no puede haber nada de dañino en estudiar ciencia. Cuanto más aprendemos acerca de la creación... sólo se adjunta a la gloria de Dios. Personalmente, nunca he visto un conflicto." (Murray, como se cita en Meyer 1996).
Al igual que la verdad espiritual, para Murray, la verdadera ciencia es aquella que proviene de Dios:
Estamos trabajando sólo con las herramientas que Dios nos dio. No hay razón para que la ciencia y la religión tengan que operar en una relación conflictiva. Ambas vienen de la misma fuente, la única fuente de la verdad: el Creador.” (Murray, citado en Meyer 1996).
En una entrevista con The Associated Press en 2004, Joseph señaló que algunas personas opinaban desfavorablemente sobre los trasplantes médicos:
[Algunas personas] "sentían que estábamos jugando a ser Dios y que no deberíamos estar haciendo todos estos, cito, experimentos en los seres humanos."  
Sin embargo, eran precisamente los motivos éticos los que llevaron a Murray a intentar los trasplantes. Una noche antes de realizar aquel trasplante pionero de 1954, Joseph Murray junto con su familia (su esposa y algunos de sus hijos) se arrodillaron y oraron para que todo saliera bien.[1]

En su artículo "Murray: Cirujano con alma", John Lenger escribió:
Para Murray, la responsabilidad de un médico es tratar a cada paciente no sólo como un conjunto de síntomas, sino como alguien con un espíritu que puede ayudarse a través de procedimientos médicos. El título de su autobiografía, Surgery of the Soul (Boston Medical Library, 2001), se deriva del enfoque de Murray basado en la espiritualidad. A pesar de que en el pasado ha titubeado de hablar públicamente sobre su fe, por miedo a ser agrupado con la multitud tele-evangelista, Murray es profundamente religioso. 
"El trabajo es una oración," dijo, "y yo comienzo cada mañana dedicándolo a nuestro Creador. Cada día es una oración - Lo creo, y lo creo con mucha fuerza.’ ” (Murray, Harvard University Gazette, 04 de octubre 2001, citado en Lenger 2001).
Creo que lo más importante es darse cuenta de lo poco que sabemos acerca de cualquier cosa - de cómo las flores se despliegan, de cómo migran las mariposas. Tenemos que huir de la arrogancia de las personas en ambos lados del grupo de ciencia-religión, quienes sienten que tienen todas las respuestas. Tenemos que esforzarnos por utilizar nuestro intelecto con humildad.” (Murray, citado en Meyer 1996).
Fuentes externas:

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Al contrario, gracias por visitar el blog.
      Es un placer poder servir de esta manera.

      Eliminar
  2. ME HICIERON RECORDAR EL DIA DE MI TRASPLANTE POR QUE ENTENDI QUE NO HAY UNA DICOTOMIA ENTRE LA ECONOMIA Y LA FE

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Barra de Videos